• Revista Emprendimiento

Un año después...


Estimados suscriptores, en este artículo quiero contarles mi propia historia de emprendimiento con la revista digital, que a su vez es en sí misma un ejemplo de emprendimiento, como todos los que compartimos y como los que están experimentando nuestros lectores.

De igual forma busca crecer y lograr objetivos, pero más importante aún, tiene mucho que reflexionar sobre este año.


Pensamos que un año es poco, sin embargo, cuando comenzamos la revista lo hicimos en plena pandemia, no sabíamos realmente si llegaríamos al año, ni cuánto tiempo estaría dispuesta a mantenerla, ya que como algunos de ustedes saben comenzamos el 1 de noviembre del 2020, cuando todo era muy incierto. El proyecto comenzó en la agencia Ot Creaciones, como un proyecto personal independiente y sin mucho ánimo de lucro, por el contrario, con la finalidad de aportar y apoyar a los nuevos emprendedores, que en realidad es una de las columnas principales de la agencia, pues con el día a día y el trato con los clientes que solicitan servicios de marketing, descubrimos la gran necesidad de información y asesoría en distintas áreas que pueden ser la diferencia en el éxito y supervivencia de sus negocios.


De esta manera comenzamos con la revista buscando impulsar el emprendimiento local, destacar a aquellos que ya tienen un tiempo y trayectoria, para motivar e inspirar con sus historias a otras personas que estén deseosas por emprender, o incluso estén iniciando sus proyectos. Pero poco a poco fuimos viendo que algunos de esos emprendedores, con amplio conocimiento en su área, podían colaborar y enriquecer el contenido de nuestra revista.


Es de esta forma que continuamos impulsando su trabajo, pero a su vez creamos un sistema de colaboración donde se crean contenidos para apoyar el emprendimiento, de la mano de cada uno de los expertos, con la posibilidad de contactarlos e incluso contratarlos.


En cierta forma es un esquema circular y la revista de ustedes y de los anunciantes, los cuales tienen un lugar especial y buscamos que los costos sean simbólicos para poder promoverlos y que a su vez, crezcan.

Pero un año después nos preguntamos, como muchos emprendedores, a dónde queremos llevar este proyecto, qué tanto vamos a invertir para su crecimiento y qué línea queremos que tenga.


No es sencillo, honestamente con cada volumen nos planteamos la opción de detenernos o continuar, un sentimiento que es realmente común en los emprendimientos muy jóvenes como es el nuestro, sin embargo, cada mes terminamos de convencernos de continuar, ya sea por alguna experiencia por algún anunciante o por el compromiso que muestran cada mes nuestros columnistas.


Quiero destacar lo importante que ha resultado tener más de una persona colaborando, pues no es lo mismo cerrar un negocio de una sola persona o luchar por avanzar y crecer con un grupo de personas que valoran el trabajo.


Esa ha sido la mayor enseñanza en este año, hemos aprendido que no siempre tendremos las mismas ganas que teníamos en un inicio, que no siempre tendremos la misma motivación, pero es en ese momento cuando debemos sumar fuerzas, y apoyarnos de la persistencia y la disciplina.


Hemos llegado a lo que en un inicio parecía incierto, el primer año, pero sabemos que nos falta muchísimo para tener una voz más contundente; nos hace falta tiempo y sin duda muchos retos en este camino.


Lo que podemos afirmar es nuestro compromiso, seguimos teniendo el mismo ideal de aportar, motivar y crecer, de proponer una nueva forma de vivir en lo profesional, desde el emprendimiento y no del empleo convencional, de abrir camino y sumar a todos los que buscamos vivir de lo que nos apasiona o de nuestro talento.


Tenemos nuevas ideas y nuevas columnas, nuevas personas y perspectivas.


¡Por eso hoy les damos las gracias por caminar con nosotros este primer año!


Te invitamos a suscribirte y recibir gratis en tu correo nuestra edición mensual.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo