• Sergio Malcón

¿Sirves para servir?



¡Hola! En esta nueva sección de la revista Emprendimiento, llamada ¿Sirves para servir?, trataremos el afamado tema del servicio al cliente. Será una sección permanente en la revista, en la que iremos revisando el tema, primero en lo general, desde su definición (según nuestro criterio), y después en lo específico, analizando características muy especiales de esta dinámica, e incluso planteando algunos ejemplos. Así que, en la revista Emprendimiento, esperamos que esta sección sea de tu agrado y además te sirva para entender qué es y cómo funciona el servicio al cliente y tengas la oportunidad de implementarlo en tu negocio, generando una mejor relación con tus clientes, aportando más valor a tu servicio o producto y, por lo tanto, generando más oportunidad de ventas.


Nosotros entendemos el servicio al cliente como la estrategia integral de un negocio para generar una agradable experiencia (para el cliente) en el proceso de compra-venta. Sin importar qué producto o servicio ofrezca tu marca esta definición se mantiene, y bien entendida, bien desarrollada y bien implementada, puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu emprendimiento.

Para entender esta definición, es importante comprender que tanto el servicio al cliente, como la atención al cliente, son parte de la experiencia del cliente, y que para cubrir todas las necesidades que se presenten en esta experiencia, hay que realizar gran variedad de acciones, relacionadas con diferentes áreas de nuestro negocio, incluida por supuesto, la calidad de nuestro producto o servicio.


Por ello es que se denomina una estrategia integral.

Ahora bien, el servicio al cliente no se trata solamente de ser amables o cordiales, sino que como ya dijimos, es un conjunto de acciones y características orientadas a generar una agradable experiencia.

Estas acciones y características pueden variar dependiendo del tipo de negocio que tengas y el producto o servicio que ofrezcas.

Seguramente te estarás preguntando por qué es tan importante contar con un buen servicio al cliente y generar una agradable experiencia. La respuesta sencilla a esto es que, en un mercando inundado de productos y servicios prácticamente iguales, el servicio al cliente es una herramienta muy valiosa para agregarle valor a tu oferta, sobre todo cuando irónicamente, la mayoría de los emprendimientos no están enfocados en esta área, sino por el contrario, cometen el error de querer aumentar las ventas con dinámicas que muchas veces dañan más al mercado y al propio negocio, de lo que lo benefician.

Por ejemplo, cuando se tiene la idea de que dando un precio más bajo, puedes crear una mejor oferta de valor, pero al mismo tiempo, no se cuenta con una infraestructura de servicio al cliente y, por lo tanto, se vuelve prácticamente imposible generar un crecimiento saludable.

Hasta aquí dejaremos esta primera edición, esperando que el concepto de servicio al cliente haya

quedado claro y que te haya servido este texto para empezar a pensar cómo podrías implementar el servicio al cliente en tu negocio.

En los próximos números empezaremos a analizar situaciones más específicas sobre el servicio al cliente y daremos más información importante que te permitirá desarrollar de mejor manera esta área de tu negocio. Si tienes alguna pregunta o sugerencia de algún concepto que quieras que abordemos en esta sección, ten la confianza de contactarnos a través de cualquiera de nuestros canales de comunicación; nos encantará escucharte.


Recuerda suscribirte para recibir la revista sin costo y todo el contenido que desarrollamos para la comunidad de emprendedores.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo