• Revista Emprendimiento

¿Qué es el «brainwriting»?



El «brainwriting» es una técnica creada para impulsar la creatividad y mejorar el modelo conocido como «lluvia de ideas», fue inventada en 1968 por Bernd Rohbrach. Al igual que el «brainstorming», sirve para encontrar soluciones eficientes. Si quieres saber cómo implementarlo, aquí te lo diremos.

Este método te ayudará a «pelotear» ideas en colaboración de tu equipo, pues el objetivo del «brainstorming» es que cada uno piense en opciones que se pueden implementar para reforzar un proyecto. Éstas se deben escribir en papel, para que posteriormente se compartan entre los integrantes, con el objetivo de que se agreguen más ideas, para enriquecer cada una de las aportaciones.

Como podrás notarlo, el «brainstorming» es una alternativa para la creatividad y una herramienta muy útil para el trabajo colaborativo, incluso es apropiado para las personas tímidas.

Siete beneficios del «brainwriting»

  • Es útil para complementar ideas.

  • Generalmente no se requiere conversación.

  • Ideal para promover la participación.

  • Sirve como herramienta de escucha activa.

  • Es un proceso rápido.

  • Elimina las inseguridades.

  • Evita interrupciones.

Cómo llevar a cabo el «brainwriting» en cuatro pasos...

1. Designa un moderador

Éste necesita estar presente en toda la sesión, ya que gestionará la participación de los integrantes. Además será el responsable de que se generen ideas innovadoras.

2. Fija reglas

Es importante que desde el inicio se especifique a los colaboradores cómo será su participación, para que sepan cuál será la longitud de las ideas que deben aportar, el número de rondas y el problema a abordar. Por otra parte, es fundamental mencionarles que eviten el uso de términos ambiguos y generales, como «mejor» o «más».

3. Establece las rondas

En este periodo cada uno de los participantes debe escribir tres ideas, para que cuando se termine el tiempo que contemples éstas se intercambien al azar entre todos, para que se agreguen nuevas o se continúen con las que ya se escribieron. Explica en qué consisten estas rondas, en cuánto tiempo se deben llevar a cabo, cuántas serán y qué se debe hacer durante las mismas.

4. Recopila ideas

Luego de realizar todas las rondas, es momento de recopilar las ideas que se generaron, para que cada participante explique sus opiniones, sin ningún tipo de interrupción y durante un tiempo específico. Finalmente el equipo deberá discutir de manera general las ideas y elegir la mejor de ellas.


Descubre más ideas para crecer tu negocio en nuestra columna en la revista, ¡suscríbete sin costo!


1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo